martes, 25 de abril de 2017

Alianza con el enemigo


Es bien sabido que uno de los mejores aliados para la fotografía de bosques es la ausencia de viento. Un día de “calma total” nos proporciona la posibilidad de centrarnos en nuestros paisajes boscosos con la garantía de que las hojas no se moverán y que la definición de la escena será máxima.

Lo habitual es encontrarse con momento de viento y calma alternados, con lo que solemos templarnos en los primeros a la espera de los momentos de calma para realizar nuestras capturas. Ese es el juego con el que nos toca lidiar.

Pero hay días en que esa alternancia no existe, tan solo se presentan diversos niveles de intensidad de viento, días en los que tenemos dos opciones: Retirarnos o aliarnos con el enemigo.

Este es el caso de la imagen que encabeza este post. Diafragma cerrado, velocidad lenta y esperar el resultado con el movimiento de las ramas.

Ripollés (Girona)

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200mm VR ED, polarizador, trípode, Raw, Iso 100.

martes, 18 de abril de 2017

Aguadas


 No era el día con la mejor luz, pues el sol era el de una radiante mañana de primavera, ni la disposición de las flores permitía contrastes cromáticos sugerentes, pero esa sesión yo llevaba una idea en la cabeza: Jugar con el enfoque selectivo e intentar conseguir una atmósfera que emulase las aguadas de una acuarela.

Tras varias pruebas jugando con el ensayo error, esta imagen se aproxima bastante a la idea que llevaba en mente. Trabajando con un diafragma bastante abierto, f4, se seleccionó como elemento enfocado a la amapola situada en el extremo superior derecho de la imagen, moviéndome a su alrededor en la medida que los elementos circundantes los permitían, intenté componer una imagen en la que las amapolas situadas en primer plano y fuera de foco recordasen a las aguadas antes mencionadas.

Vallés Oriental (Barcelona)

Nikon D2x, AFS - Nikkor 70-200mm f2.8m VR ED, polarizador, Raw, ISO 100, a pulso.

viernes, 7 de abril de 2017

Orgánico



Como si se tratase de una suerte de disección, “Orgánico” se me antoja una imagen con reminiscencias a estructuras orgánicas, tal vez vistas a través de una disección en algún animal.

La realidad es bien diferente, pues se trata de la superficie del agua estancada en unas salinas situadas cerca de la localidad de Riba de Santiuste (Guadalajara) en la que celebramos el pasado enero la reunión anual del colectivo Portfolio Natural.

La superficie del agua estaba colonizada por unas estructuras con textura filamentosa que posiblemente se debían a la proliferación de unas colonias bacterianas o tal vez a unas algas rodófitas en superficie. El caso es que el contraste de estas con el fondo recubierto de sal a escasos centímetros de la superficie y el contrapunto de las dos pequeñas piedras que vemos en el extremo inferior izquierdo de la imagen componía una impresión que dista mucho de la realidad.

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200mm f2.8 VR ED, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.

jueves, 30 de marzo de 2017

Vendidas copias en edición limitada para un proyecto de decoración


Tengo la enorme satisfacción de haber vendido tres copias en edición limitada de tres de mis imágenes que decorarán el cabezal de un dormitorio a modo de tríptico.

Gracias al interés, ilusión y seguimiento del proyecto por parte de mi amiga Marta Ballescá, ayer le hice entrega de estas tres imágenes montadas en dibond + metacrilato + bastidor a un tamaño de 60 x 40 cm cada una de ellas.

Tras un proceso de decisión basado en las preferencias de Marta y trabajado sobre múltiples propuestas, esta ha sido la composición de imágenes final que decorará su domicilio.

Gracias de nuevo Marta por tu interés y apoyo a mi trabajo.

Una vez instaladas correctamente, mostraré la decoración final.

lunes, 20 de marzo de 2017

Serbal y estética



 Personalmente creo que uno de los árboles que aportan las mayores posibilidades estéticas para una fotografía artística del otoño en nuestras latitudes es el serbal.

De rápida, e incluso fugaz pues dura pocos día en en su máximo esplendor, transformación en el otoño, sus colores sufren variaciones que cubren los verdes, amarillos, naranjas y carmesí. Esta situación cromática combinada con los tonos de sus frutos en rojo intenso, aporta una paleta de colores de lo más vistosa y todo un atractivo fotográfico.

Para muestra un botón. Este arbolito situado en las inmediaciones de una zona bastante habitada presentaba sus mejores galas coincidiendo con una sesión fotográfica. Un regalo para el fotógrafo.

Cerdanya (Girona).

Nikon D2x, AF-S Nikkor 70-200mm VR ED f2.8, polarizador, trípode, Raw, ISO 100.